Pepe Trivez

El método CHOF. De Roddy Doyle. Ilustraciones de Brian Ajhar

In ¿POR QUÉ LEER...?, LIJ, RECOMENDACIÓN LIJ on marzo 11, 2021 at 6:45 pm

Una obra de teatro, un poema dadaista, una historia desde muchos puntos de vista (hasta el de unas galletas), una locura, un despropósito, un juego de palabras, unos capítulos ordenados como una “rayuela”, unos personajes ex-céntricos y en-trañables, una fantasía, un salto mortal, un cuento, ¡UNA MARAVILLA! Cualquier cosa que se escriba acerca de “El método Chof” ha de hacerse con signos de admiración.

El método Chof es un “castigo” que las risitas aplican a los adultos cuando no tratan bien a los niños. Si mandan a los niños a la cama sin cenar o les asustan, si no son sinceros con los niños… les aplican el método Chof. ¿Que qué es el método Chof? Eso tendréis que descubrirlo vosotros. Eso y muchas cosas más: galletas aburridas, perros que hablan -pero no en francés-, atajos que pasan por el desierto y la Torre Eiffel, niñas que no saben hablar pero que dicen las cosas más interesantes… ¡Todo un descubrimiento este “método Choff” de Roddy Doyle (por lo visto en Irlanda ya lo conoce todo el mundo, vaya, vaya)!

Uno acaba sin aliento y pasa por esta historia del mismo modo: conteniendo la respiración. Pero no la risa. El humor de Doyle es atrevido, desprejuiciado, transparente. La historia es una road movie a lomos de un perro, una búsqueda del tesoro, una cuenta atrás.

Si necesidad de explicar mucho más de la trama y sin olvidar que las ilustraciones de Brian Ajhar son el complemento (o el suplemento mejor dicho) más apropiado que podría tener esta loca historia… creo que es interesante señalar algunos aspectos que hacen de esta obra creada hace apenas 20 años una candidata a convertirse en un “clásico” de la Literatura Infantil de todos los tiempos:

  1. El humor, el humor y el humor. Tan necesario y tan poco presente en algunas obras para los primeros lectores. Un humor “adulto” pero compartido con los niños. Un humor sin condescendencia. Un humor revuelto, trastornado, apabullante, desternillante, enloquecidamente cuerdo.
  2. El tratamiento de los personajes infantiles. Desde el respeto. Y la admiración. La admiración incluso. Una mirada a los niños sin juicio, sin romanticismo ni compasión. Una mirada única.
  3. Las capas, los niveles, las “lecturas” posibles. Que no son todas sesudas ni profundas pero sí originalísimas y diferentes según la mirada de cada lector. Porque la complejidad en la interpretación reside a veces en la simplicidad de los recursos narrativos. Y Doyle hace de esto un arte.
  4. La “metaliteratura”. El diálogo con el lector (adulto y niño), vamos. Los guiños, las bromas, los pactos, el compromiso que el autor solicita humildemente a sus lectores y que hace de la lectura de esta obra una experiencia que hace estallar los límites de lo convencional, que arroja luz sobre las sombras, que despierta los sueños y otorga a quien se entrega a ella la libertad de imaginar sin límites, de cambiar la historia incluso.
  5. Y por último… una vez más el humor. La ironía en este caso. La de burlarse de sí mismo. ¡Un libro que se burla de sí mismo! La de no tomarse demasiado en serio pero hacer que se disfrute de la aventura muy seriamente.

100.000, 47, 2.371

In LIJ on febrero 2, 2021 at 12:01 am

Hoy 2/2/2021 cumplo 47 años. Ya estoy más cerca de los cincuenta que de los cuarenta. Y me entra morriña y casi me vence la tentación de ponerme nostálgico y mirar hacia atrás…

Además en enero de este ya nuevo 2021 este blog me dio la alegría de alcanzar las 100.000 visitas. Hoy son unas poquicas más. 8 años de reseñas, recomendaciones, algunas reflexiones y mucha mucha lectura.

Ninguna de las cifras anteriores son especialmente relevantes, ni llamativas, ni impresionantes. Ninguna de las cifras anteriores llaman la atención como sí lo hacen los 58.319 (fallecidos solo en España por la COVI) o los 138,8 millones (que cobra al año un afamado futbolista) o los 99 (días que pasamos encerrados el año pasado). Las cifras es lo que tienen; son importantes por lo hay va detrás.

47 AÑOS, 100.000 VISITAS, unas 250 LECTURAS.

En estos tiempos en que las cifras nos marean, nos aturden, nos justifican, nos asustan… En estos tiempos en que las cifras nos desarman y nos caen como una losa… comparto humilde, discreta, suavemente y en bajito, casi en borrador mis cifras y mi alegría (doméstica, incompleta, parcial y pequeñita).

Celebro la vida, las personas que la habitan, las lecturas que, como regalos, aparecen a su hora y en su momento. Celebro cada recomendación que haya encontrado el lector adecuado, cada maestro que haya descubierto algún tesoro escondido en estas páginas (digitales), cada alumno que ha compartido mi pasión por las palabras y me ha insuflado la suya con miradas insospechadas, cada autor que ha puesto su alma y su oficio al servicio de una literatura que, hoy más que nunca, salva vidas (la mía la salvó hace mucho, la sigue salvando). Celebro y repaso cada mensaje, cada comentario, cada hallazgo. Celebro especialmente la LIJ, la literatura escrita para los que quieren crecer con las palabras (o al menos lo intentan), la literatura más difícil y la más hermosa, la que se dirige a un lector en formación (todos lo somos ¿no?) y le ofrece pautas, pistas, intuiciones. Una literatura que no se impone sino que se propone. Una literatura que no se prescribe sino que se ofrece. Una literatura que se hace grande en la incertidumbre, que construye la belleza y que tiene el cuenta al lector como ninguna porque el lector se hace a sí mismo con ella.

Celebro la LIJ y su lectura. Y ahí la última cifra del título de este post. 2371 niños a los que llevaremos lectura a su aula. El último proyecto. Junto a la Fundación SM. Porque más que la “brecha digital” nos preocupa la “brecha de lectura”. Porque, con casi 50 palos (como diría el gran Pau Donés) he descubierto que mi vocación es esa: Dar de leer.

PD: Si queréis saber más del proyecto Biblionautas para leer en las aulas: https://www.heraldo.es/noticias/sociedad/2021/01/29/biblionautas-fomento-de-la-lectura-para-los-colegios-mas-desfavorecidos-1417271.html

Y si además queréis colaborar: en este link: https://docs.google.com/forms/d/1U-qaHqaNZk2JnwR-H2hq9j7GugsYbPiK-mcVEEv_4JM/edit

 

“Una pequeña semilla” de Mar Benegas y Neus Caamaño

In ¿POR QUÉ LEER...?, RECOMENDACIÓN LIJ on diciembre 17, 2020 at 5:26 pm

Un poema, una ilustración, un fresco, una obra de arte. Un relato, un cuento, una retahíla, un juego de palabras encadenadas… la historia de una semilla, la historia de un árbol, la historia de una historia.

Había una vez una pequeña semilla… había una vez un pequeño árbol… había una vez… Con el ritmo de las canciones infantiles, con la calidez de las palabras que nacen al abrigo de la naturaleza, con la belleza de un haiku o una leve acuarela… Mar Benegas y Neus Caamaño han construido un libro que es un poema, una catedral, un baile. Y la editora Inês Catel-Branco cuerpo y alma de Akiara books les ha regalado el contenedor perfecto. Un álbum ilustrado a dos colores que se lee de un lado y de otro, arriba y abajo. Un hermosísimo libro con capas y capas (de palabras, de imágenes, de sentidos). Como una cebolla, como una semilla.

Un libro para contar y para cantar, para recitar y para compartir. Un libro que se despliega como sus páginas y, hundiendo sus raíces en la vida, echa volar y nos hace volar. Un regalo.

Poesía, que algo queda

Un lugar para compartir... versos.

MARIA M.MIGUEZ

Observaciones del Arte y la Literatura

Estremeceme

La droga que tú consumes coloca corazones en su sitio

Protocolarte

Comunicación, educación y protocolo...sin pausa pero sin prisa

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

La invitació a la lectura

Pàgina personal de Jaume Centelles

Live to Write - Write to Live

We live to write and write to live ... professional writers talk about the craft and business of writing

Blogging for a Good Book

A suggestion a day from the Williamsburg Regional Library

The Librarian Who Doesn't Say Shhh!

Opening books to open minds.