Pepe Trivez

Archive for the ‘¿POR QUÉ LEER…?’ Category

POR QUÉ LEER “Musiki” de Gonzalo Moure

In ¿POR QUÉ LEER...?, RECOMENDACIÓN LIJ on septiembre 21, 2017 at 3:07 pm

Un niño negro vende pañuelos de papel bajo la lluvia. Un hombre encerrado en un atasco escucha música clásica en la radio de su coche. Una niña africana ofrece bocadillos entre filas de automóviles.

Gonzalo Moure es un escritor LIJ que lo ha ganado todo: el Gran Angular, el Ala Delta, el Primavera, el Barco de Vapor… Recientemente ha sido reconocido con el Cervantes Chico que le será entregado este año. Pero sobre todo es un escritor capaz de levantar una historia como se levantan las nubes, con la ligereza del sueño en duermevela, con la delicadeza del agua evaporada, con la facilidad de lo que ocurre de forma natural.

¡Chizi, Musiki! es un niño nacido de la imaginación de un personaje atrapado en un atasco en la gran ciudad. Un niño que construye un piano de juguete con el corazón de ébano y que escucha la música dentro de sí. Zia, Mzungu, Serem´ala, la selva, una pequeña aldea en lo profundo del continente africano. Música clásica. Un concierto.

Musiki es una novela que es una pequeña sinfonía, un divertimento, una melodía de esas que se queda prendida en la memoria, un cuento que hay que leer…

  • Porque de un atasco puede surgir un río que fluye entre la fantasía y el sueño. Porque el tiempo se detiene en la mente de aquellos que son capaces de cerrar los ojos e imaginar aquello que puede ser.
  • Porque nuestra mirada puede cambiar el mundo. Porque podemos intuir historias apasionantes en los ojos profundos de los niños de la calle si abrimos el corazón y cerramos los prejuicios.
  • Porque la música acaricia el corazón como las mariposas de los dedos de dos niños negros acarician las teclas de un piano, las cuerdas de un violín… y aparece la magia.
  • Porque hay niños que tienen dentro más que palabras. Porque hay niños que tienen música dentro. Solo hay que dejar salir las notas, cerrar los ojos y dejarse llevar. Porque tal vez todo lo hermoso sea un sueño. O tal vez no.

publicado en Heraldo Escolar el 20/09/2017

POR QUÉ LEER “El libro de Gloria Fuertes” de Blackie Books

In ¿POR QUÉ LEER...?, RECOMENDACIÓN LIJ on septiembre 9, 2017 at 11:34 am

Lo cierto es que (pese a quien pese) no hacen falta “razones” para leer a Gloria Fuertes. Autora comprometida, poeta infantil, activista, vital, apasionada, MUJER. Se mire por donde se mire el brillo castizo de la autora madrileña nos encandila y nos embellece. Y esta edición de sus poemas, esta antología, este regalo de Blackiebooks es un altavoz, un marco, un envoltorio perfecto…

Aquí tenemos un libro, una poeta, una mujer que hay que leer…

  • Porque aún es una escritora por descubrir. Porque su popularidad ha ocultado sus (mejores) palabras a veces… porque como ella misma dice: Parezco loca/ aunque no lo estoy,/ no parezco poeta/ aunque lo estoy/ parece que vengo/ la verdad es que voy.
  • Porque los versos de Gloria siguen siendo la mejor lección. El aprendizaje de una vida vivida intensamente, a bocados, paladeando… La gente corre tanto/ porque no sabe dónde va,/ el que sabe dónde va,/ va despacio,/ para paladear/ el ir llegando.
  • Porque contiene preguntas que ahora y siempre son necesarias…Para preguntar/ por los niños delgados de Etiopía/ por los niños delgados de Beirut./ Por los niños sin casa ni familia del Brasil/ por los niños heridos de Sarajevo/ por los niños con moscas de Ruanda(…)/ para preguntar por todos ellos/ llamé al cielo/ y una voz contestó:/ -Dios está reunido/ no puede ponerse
  • Porque es una voz humilde, verdadera. No quiero ser maestra de nada,/ me conformaría/ con ser una lección/ de algo.

 

 

 

 

POR QUÉ LEER “Las palabras heridas” de Jordi Sierra i Fabra

In ¿POR QUÉ LEER...?, LIJ on mayo 24, 2017 at 1:23 pm

Un joven soldado de un régimen dictatorial. Un campo de reclusión, de re-educación, para disidentes políticos. Una misión: censurar las cartas de los reclusos, limpiarlas, podarlas, cercenarlas para mantener el sistema en pie. Un maestro: el preso número 139. Un hombre enamorado, un hombre libre, que romperá las barreras del miedo y la violencia con palabras… de amor.

Hay autores que tienen el don. El don de la palabra. El don de la narración. El don de acertar siempre, de poner el dedo en la llaga, de encontrar la historia que, justo en este momento, debía ser contada.

Sierra i Fabra es uno de ellos. Con más (cada vez más) de 400 libros escritos y publicados. Más de 400 historias contadas con cuidado y respeto, mirando a los ojos de sus lectores más fieles (y más exigentes): los jóvenes.

Su última (de momento) novela pone el acento en las palabras, en su poder. En la necesidad de la palabra y la fortaleza del silencio. En el irremediable vínculo entre palabra y libertad.

Una novela que deberías leer…

  • Porque las palabras son peligrosas. Pero solo si no se conocen. Porque esta historia deja al descubierto que el miedo nace siempre de la ignorancia… Porque…“Hay muchas palabras que no conozco, camarada. -Si no las conoces, es que son peligrosas.”
  • Porque la poesía encierra semillas de revolución. Las más bellas palabras, las metáforas, los sonidos, la leve caricia de un haiku son capaces de encender la llama de la duda, de resquebrajar los muros de la intolerancia.
  • Porque es una novela “escrita a mano”, artesana, tejida con misterio y paciencia. Como quien hace caligrafía, una historia escrita con una letra “rotunda, clara, letra de escritor, de maestro, de hombre paciente. Letra que se leía sin esfuerzo, sin dolor, sin necesidad de interpretaciones. Letra abierta, diáfana, tan hermosa que las palabras parecían danzar sobre el papel. Una danza apasionada.”
  • Porque necesitamos la belleza. Aunque nos cuesta aunque no la comprendamos, aunque nos pase como al joven Li Huan que “No entendía nada. Era hermoso pero no entendía nada.”

 

Publicada en Heraldo Escolar el 24 de mayo de 2017.

 

POR QUÉ LEER “Nuestra casa en un árbol” de Lea Vélez

In ¿POR QUÉ LEER...?, Estoy leyendo... on mayo 24, 2017 at 8:58 am

Descubrí a Lea Vélez en El jardín de la memoria. Una mujer, una escritora, una esposa, una madre. Me costaba y me cuesta distinguir entre todas ellas. No creo que sea necesario. La belleza, el humor, la sana distancia y la calidad cercanía con la que la narradora de aquella novela se enfrentaba al dolor y la muerte, a la pérdida, a la condenada soledad, a la perplejidad que produce la vida… me hizo reír, llorar y creer. Creer en la vida, con la vida, desde la vida. Porque es así. La vida sigue.

Y por eso Nuestra casa en el árbol trae un nuevo narrador con una misma intención: poner la vida encima de la mesa, destapar los recuerdos y conjurar los miedos. Y mirar con una sonrisa el futuro. Y el presente.

Nuestra casa en el árbol es un proyecto, una novela, mejor: es una mirada. Una mirada fascinada, fascinante, lúcida, divertida, apasionada y libre… sobre lo mejor de nosotros mismos, sobre nuestra infancia, la que nunca perdemos.

Una novela que hay que leer…

  • Porque nos devuelve el Paraíso perdido, nos arroja con dulzura el reino de la infancia. Nos regala una mirada inocente, nueva, renovada.
  • Porque le da voz a los niños. Porque deja que los niños sean simplemente eso, niños. Sin expectativas, sin condicionantes, sin prejuicios. Pero con pasado, con heridas, con dolor y perplejidad ante lo que ocurre. Niños reales con vidas reales.
  • Porque es una novela larga, extensa, de ritmo lento. Amplía el tiempo y la lectura… Se demora y se posa en el alma como la niebla
  • Porque nos recuerda que la “belleza ayuda a ser feliz. Por supuesto, todo tiene su lado malo, todo. La casa de tus sueños no existe sin las facturas de tus pesadillas, pero cuando uno se niño no hay facturas.”

POR QUÉ LEER “Niños raros” de Raúl Vacas y Tomás Hijo

In ¿POR QUÉ LEER...?, LIJ, RECOMENDACIÓN LIJ on mayo 10, 2017 at 10:24 am

Tomas Hijo dibujó unos niños raros. Raúl Vacas les puso palabras y versos y le salieron… poemas raros.

Esta pequeña gran joya es un ejercicio de imaginación tan desbordante que las ilustraciones y las rimas se escapan por las costuras, se derraman más allá de sus páginas.

Un tautograma, versos de cabo roto, un ovillejo, esdrújulas, un romance, rimas con números, un rap en cuaderna vía, una canción de corro y comba, una canción de rifa, un soneto con eco, un limerick, un trabalenguas, una décima o espinela, pareados, una décima sin eñes, pareados con redondillas, palabras con diéresis y aleluyas, una nana y un sonetillo, pentasílabos, jitanjáforas, y abecegramas, octavillas italianas, martinete y estrambote…

Un niño alga, una niña búho, una niña cacto, un niño díscolo, una niña de espuma, un niño frío, un niño gamusino, una niña de humo, un niño inverso, una niña jirafa, un niño koala, una niña laberinto, una niña maleta, un niño sin niño, un niño con rabo de eñe, el oranguniño, un niño pingüino, un niño queso, un requeteniño, un niño sombra, un niño tren, un niña urgente, una niña de alto vuelo, el niño uve doble, el xilofoniño, la niña yunque y el niño zancudo.

Todo eso y más encontrará el niño curioso y el adulto abierto. Un libro que no te puedes perder…

  • Porque es un juego y eso lo engrandece. Porque juega con las palabras y las imágenes. Porque las metáforas son dibujos y las palabras trucos de magia.
  • Porque es un taller de poesía. Para aprender, para admirar, para sorprenderse y para participar. Porque se me ocurren cientos de maneras de disfrutar de la poesía pero ninguna mejor que el “más difícil todavía” que parece ser el motor de este libro.
  • Porque es una colección, una retahíla, un muestrario, una exposición. Porque es difícil no encontrar un poema (o un dibujo, o un niño raro) que no nos sorprenda, nos impacte, nos divierta. Porque lo tiene todo. Y todo raro. Porque lo raro (en la poesía, en la ilustración, en los niños y en la vida) mola.

 

publicado en Heraldo Escolar el 10 de mayo de 2017

 

POR QUÉ LEER “El niño que quería construir su mundo” de Keith Stuart

In ¿POR QUÉ LEER...?, LIJ, RECOMENDACIÓN LIJ on abril 26, 2017 at 4:30 pm

Este libro no es un libro infantil ni juvenil. Al menos no en el sentido estricto. No está escrito por un autor joven ni está pensado para jóvenes. Pero da igual.

Keith Stuart es un periodista especializado en videojuegos. Un experto. Y también es padre de un niño autista. Así que un día decidió escribir un libro, este libro, para explicar cómo había conseguido “llegar” hasta su hijo a través de un videojuego: Minecraft. Este es el punto de partida. Pero este libro es mucho más que eso…

Como él mismo dice… los libros sobre el autismo son o “demasiado instructivos y complacientes y tratan el tema como si fuera un complicado problema de bricolaje” o “parecen manuales de vida hippy y cuando los lees acabas sintiéndote como si el problema lo tuvieras tú desde el principio por ver el autismo como algo negativo”.

Así que Stuart ha escrito una novela, conmovedora, emocionante, sencilla, apasionada y vital, contradictoria y torpe… como la vida misma.

Una novela que todos… deberíamos leer…

  • Porque habla de personas, no de enfermedades, no de síndromes, no de problemáticas ni de problemas. Habla de padres e hijos, de temores y rencores, de dudas y certezas (pocas). Porque un niño (con autismo o sin él) es eso, un niño. Nada más. Y nada menos… “un ser humano, independiente de mí. No es un problema que hay que resolver, un borrón en mi planificación ni otro elemento de preocupación en mi lista diaria de cosas por hacer”.
  • Porque es una novela de emociones y sentimientos. Una novela que sugiere que tal vez “problemas” como el autismo sean solo “una versión intensa y muy concreta de cómo nos sentimos todos, de las ansiedades que tenemos. La diferencia es que el resto de nosotros lo ocultamos bajo capas de negación”
  • Y porque nos pone frente a la zozobra, al misterio, al temor y al temblor de la paternidad, del amor. Porque no tengo un hijo autista pero comparto con el protagonista de esta novela la sensación de sentirse sobrepasado, abrumado, cansado y descontrolado. Ante una rabieta, un accidente, una reacción inesperada que nos coloca al borde del precipicio.

 

Publicado en 26 de abril de 2017 en Heraldo Escolar:

 

POR QUÉ LEER “Hasta (casi) 50 nombres de Daniel Nesquens y Alberto Gamón

In ¿POR QUÉ LEER...?, LIJ, RECOMENDACIÓN LIJ on marzo 22, 2017 at 11:00 am

Hace doce años (o una docena) que Daniel Nesquens publicó con Anaya y con Elisa Arguilé un bestiario nada convencional (aunque muy convincente) que, como confiesa el autor, sigue dándole alegrías y está en el origen y el recuerdo de este nuevo libro.

Esta vez en lugar de bichos, de monstruos o engendros… son nombres. Hasta (casi) 50 nombres. Nombres de todo tipo y condición, sin ningún criterio. Sin orden ni concierto. ¿El único orden? El alfabético. Nombres mitológicos como Débora, Abel o Ifigenia; históricos como Ciro, Berta o Igor. Nombres hipocorísticos como Fina. Nombres propios como Daniel.

Un surtido, un compendio, un muestrario, una selección, una antología de nombres donde cabe (casi) todo: una carta a un rey mago apócrifo, un relato ventanero, una (o varias) crítica de cine, el origen de una canción, un santoral, las frases más famosas de un neurólogo austríaco, las virtudes del té o instrucciones para cuidar petunias. Humor, amor, terror y… un ilustrador. Y cine. Y libros y hasta poemas.

Un libro que se disfruta rato y rato…

  • Porque es libre, libérrimo. Porque agarra el rábano por las hojas y saca conejos de la chistera, historias, anécdotas, cuentos y cuentas.
  • Porque está lleno de juegos de palabras (espant-osos, espant-úrsidos), confusiones, trucos, tratos, retruécanos. Porque entre los nombres, como la (mala) hierba crece la Historia, la Geografía, la Etimología, y hasta la Ortografía.
  • Porque la ilustración, ilustra. Y lustra. Saca brillo, color y sonrisas. Un ratón dormido en su rueda, una librera asomada a la ventana, un conejo con gafas leyendo a Benítez Reyes ¿o es una liebre? Un bosque o un laberinto.
  • Porque es inteligente, complejo, atrevido (por arriesgado no por liberal) tan exuberante y tan denso (no por indigesto sino por sabroso) que cada nombre se paladea hasta deshacerse en otros veinte o treinta más. Un libro que no es una novela “con sus digresiones, su carga filosófica, sus alegorías y símbolos” pero es un gran libro. “Qué tonto eres Daniel, cada día me gustas más”

 

Publicado en Heraldo Escolar el 22 de marzo de 2017

POR QUÉ LEER “No hay amor en la muerte” de Martín Garzo

In ¿POR QUÉ LEER...?, Estoy leyendo... on marzo 20, 2017 at 3:54 pm

Una novela que hay que leer…

  • Porque nos enfrenta a lo más profundo de nuestros sentimientos. Porque se recrea en la ternura, el temor, la admiración, la dulzura y el dolor que se entrelazan en la relación de un padre y un hijo.
  • Porque es pura vida. Porque en la historia sagrada, adaptada o no, recreada o revivida se encierra siempre la esencia de la vida, la pasión por el ser humano y su inmensa pequeñez.
  • Porque la novela se hace salmo. Porque es un canto del hombre sorprendido ante el Misterio, asombrado, atrapado, atado como el cordero en el sacrificio pero atraído por la increíble dulzura de la misericordia del padre.
  • Porque necesitamos poesía. Palabras hermosas que nos acaricien el alma, que no escondan el dolor pero que no renuncien a la vida. Porque no hay amor en la muerte pero sabemos que hay más, mucho más.

 

POR QUÉ LEER “Sé que estás allí” de Lydia Carreras

In ¿POR QUÉ LEER...?, RECOMENDACIÓN LIJ on marzo 8, 2017 at 11:38 am

Lydia Carreras de Sosa es argentina. Y profesora. En una academia de inglés. Escribe historias todas las mañanas. Al principio escribía “para adultos” pero pronto encontró en la literatura infantil y juvenil el vehículo apropiado para expresar lo que su mirada atenta y analítica le exigía. Dicen de ella que “busca la atención de los jóvenes a través de historias y situaciones de la vida real. Y, en este terreno, reservado solo para una escritora y su lector, establece una relación entrañable, profunda e íntima”. Exactamente eso. Justamente eso ocurre en “Sé que estás allí”. Mucho más que una novela. Una experiencia, un encuentro.

Rosendo Moncadas tiene “voz de pito”. “Había heredado los ojos negros de su abuela libanesa –a quien no conoció- y tenía el pelo oscuro y lacio” Es apuesto. Tiene un gran amigo, Martín Rodríguez, con el que comparte su tiempo y resuelve rompecabezas de dos mil piezas. Y una “enamorada”, Josefina Puntillado, a la que evidentemente también le gusta él pero a la que nunca invitará a salir porque Rosendo Moncadas “tiene voz de pito”. Está acostumbrado a los silencios incómodos, a las risas contenidas, a los comentarios jocosos y hasta a la compasión. Pero no a la violencia soterrada, al acoso permanente, a la crueldad gratuita de Lautaro Rial.

Sé que estás allí es una novela que hay que escuchar:

  • Porque no es una historia más sobre el acoso. Porque los límites de la agresión son difusos y la dignidad no entiende de protocolos
  • Porque afronta un tema tan “hiriente” como este con honestidad y valentía. Sin simplificaciones. Porque sin justificarlo lo explica. Sin juzgarlo, lo denuncia. Porque es capaz de mirar al MAL a los ojos.
  • Porque muchas veces lo peor está oculto a la vista de todos. Porque nadie presta atención a la escena. Porque “a simple vista, no había más que la rudeza propia de los varones. Para sospechar algo, hacía falta que alguien captara el sonido, porque ese diálogo estaba cargado de violencia.”.

 

Publicado en Heraldo Escolar el 8 de marzo de 2017

POR QUÉ LEER “Jane, el zorro y yo”

In ¿POR QUÉ LEER...?, LIJ, RECOMENDACIÓN LIJ on febrero 22, 2017 at 7:24 pm

125-9_jane_el_zorro_y_yo_website_copiaFanny Britt, autora de teatro, traductora, escritora de literatura infantil y juvenil, canadiense. Isabelle Arsenault, ilustradora de literatura infantil, también canadiense. Juntas han creado un relato delicioso y estremecedor, oscuro y demoledor.

Hélène, una niña apartada, sola, insultada, aislada. Una niña normal que escapa del mundo a través de la literatura. Jane Eyre, la heroína, la mujer valiente que no necesita un príncipe para ser salvada. Y un zorro: un amigo, una amiga. Una presencia que “se acerca un paso, dos pasos. Tres pasos, cuatro pasos” y transforma la “tienda de las marginadas” en la “tienda de los milagros”.

Una historia que nos escupe a la cara, nuestra indiferencia, nuestro silencio ante el insulto en el que… “todo el mundo se vuelve hacia mí, y de pronto todo se detiene, incluso el aire. A mí se me ha parado el corazón. Está como a la espera. De lo que sea. Auxilio. Refuerzos. De que se acabase el mundo con un poco de suerte.”

Una novela gráfica que hay que leer…

  • Porque nos hace conscientes del dolor de los ignorados, los presionados, los maltratados; nos revela, sin paños calientes, el miedo, la soledad de una niña para quien “esperar el autobús en la calle Sherbrooke es como esperar la muerte” y “el invierno se eterniza como un invitado grosero”.
  • Porque todo el mundo tiene un truco para sobrevivir, para encarar el rostro más feo de la vida. Porque todo el mundo tiene sus trucos, incluida Jane Eyre: “Leer todo el trayecto aparentando mucha concentración (…) hacer como si buscara algo en la mochila (…) aparentar que estoy muy ocupada (…) esbozar una sonrisa (…) y correr, correr, correr.”
  • Porque nadie quiere dar pena. Porque un libro nos puede salvar la vida. Porque las palabras pueden herir, condenar, atravesar, secar, devastar. Pero también liberar, completar, iluminar, y devolvernos al fin una imagen cierta y amada de nosotros mismos. Que falta nos hace.

Publicado en Heraldo Escolar el 22 de febrero de 2017

 

por-que-leer-jane-y-el-zorro

MARIA M.MIGUEZ

Observaciones del Arte y la Literatura

Estremeceme

La droga que tú consumes coloca corazones en su sitio

Protocolarte

Comunicación, educación y protocolo...sin pausa pero sin prisa

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

La invitació a la lectura

Pàgina personal de Jaume Centelles

Live to Write - Write to Live

We live to write and write to live ... professional writers talk about the craft and business of writing

Blogging for a Good Book

A suggestion a day from the Williamsburg Regional Library

The Librarian Who Doesn't Say Shhh!

Opening books to open minds.

Mateo Queteveo

Mateo Queteveo blog