Pepe Trivez

La edad de la anestesia. Elena Alonso Frayle

In RECOMENDACIÓN LIJ on octubre 2, 2014 at 9:12 am

la edad de la anestesisEdelvives. XIV Premio Alandar.

Laura es una adolescente medio alemana medio española, de padres separados, ciudadana de ninguna parte, un poco extranjera en todos lados. Laura es una adolescente frágil -como todas-, con una dolencia de corazón que la ha hecho pasar una y otra vez por el quirófano. Tras la última operación ingresa en una clínica cercana a Berlín para completar su recuperación. Allí se encontrará con Jan, un joven misterioso con el que se adentrará en la Historia y empezará a conocer “su” propia historia.

La edad de la anestesia es una novela “dura”, con aristas. No es de lectura fácil. No es amable. O no siempre porque hay momentos en que está llena de ternura. No hace demasiadas concesiones al ritmo siempre trepidante que parece que todos buscamos en una novela (mucho más si lleva la etiqueta confusa de “juvenil”). La edad de la anestesia es una novela algo envuelta en brumas, algo confusa, por momentos intensa, por momentos inquietante. Exactamente como lo es la ADOLESCENCIA.

Los personajes son, como las emociones, escurridizos, ambiguos, ambivalentes, contradictorios. Casi nada es lo que parece… Los ojos de Laura, afilados como el bisturí que tantas veces ha abierto su pecho, han de rectificar su juicio una y otra vez. Los adultos son a veces tan inestables como los jóvenes. El doctor “Infaustus” acaba no siendo tan… siniestro. Los padres ni tan ideales, ni tan insensibles. Humanos simplemente. Y los héroes…

Los héroes de esta novela, a medio camino entre la novela histórica de la memoria y la exploración de la identidad, no son… lo que parecen. Laura es una heroína despistada y confundida, tímida y apocada pero con la fortaleza de quien ha vencido a la muerte (por varias veces, por varios quirófanos). Pascal es un niño frágil que revela la verdad, un ser incompleto mucho más pleno que cualquiera. Jan es un joven deslumbrante, radiante, el primer amor, el físico apabullante… rodeado de una sombra siniestra de silencio y sospecha.

En medio de la aventura emocional de una joven que “despierta” a la vida igual que se despierta de la anestesia la historia de un “héroe” de la guerra fría. Paul Ebling… El espía, el héroe que no era un héroe. Un hombre pequeño envuelto en una gran historia. Los años de hierro en la Alemania del Este son el marco que rodea una historia, son el cebo que alienta la curiosidad y la inteligencia de dos jóvenes que se encuentran, se conocen, se tantean… y ¿se aman?

Las reminiscencias a otras literaturas, a otros libros, a otras historias son una constante en la literatura juvenil. En La edad de la anestesia… nos rodea el bosque, lo oscuro, lo tenebroso, lo inquietante con apariencia de pulcritud tan cercano a la literatura nórdica… Los jóvenes Jan y Laura parecen haberse colado en una aventura policíaca y de misterio sueca o finlandesa. Thomas Mann sobrevuela el texto. La novela de la lentitud, del detalle, de la exploración interior.

Porque La edad de la anestesia es una novela de “identidad”. La búsqueda de una joven de su lugar en el mundo. La aventura de re-conocerse en el contraste de dos culturas, dos lenguas, dos historias, dos (o más) sufrimientos que marcan una vida. La verdad, las certezas… se escapan entre líneas en esta novela que en ocasiones nos trae mucha más filosofía que literatura.

La edad de la anestesia es también la edad de la lucidez, el tiempo del despertar (ese rato infinito tras una operación quirúrgica) en el que parecen vivir los adolescentes. El caminar sonámbulo de la que es, sin duda, la etapa más confusa, más intensa y más hermosa de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

MARIA M.MIGUEZ

Observaciones del Arte y la Literatura

Estremeceme

La droga que tú consumes coloca corazones en su sitio

Protocolarte

Comunicación, educación y protocolo...sin pausa pero sin prisa

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

La invitació a la lectura

Pàgina personal de Jaume Centelles

Live to Write - Write to Live

We live to write and write to live ... professional writers talk about the craft and business of writing

Blogging for a Good Book

A suggestion a day from the Williamsburg Regional Library

The Librarian Who Doesn't Say Shhh!

Opening books to open minds.

Mateo Queteveo

Mateo Queteveo blog

A %d blogueros les gusta esto: