Pepe Trivez

Posts Tagged ‘Juvenil’

POR QUÉ LEER “El arte de ser normal” de Lisa Willianson

In LIJ, RECOMENDACIÓN LIJ on septiembre 28, 2016 at 10:19 am

portada-el-arte-de-ser-normalDavid Piper es un friki. Sus amigos: una mutante y un empollón. Sus padres, modernos ellos, progres, creen que es gay y un poco rarito. Tiene una lista de cosas que conseguir este verano: en el número seis, DECÍRSELO a mamá y papá. David tiene un secreto.

Leo Denton actúa “como si fuera un chico duro”, devuelve las miradas hasta que el resto “se rajan”. Vive en un barrio “conflictivo” con su madre, sus hermanas y un padre ausente. Tras un suceso vergonzoso, humillante, ha cambiado de instituto. También guarda un secreto.

¡Dos chicos trans en un colegio! ¿Quién se lo habría imaginado, eh?

Esta novela habla de la identidad de género, habla del miedo al diferente, de la crueldad, de la hipocresía, del dolor de crecer sin aceptar un cuerpo que no te pertenece, de los prejuicios y de la vergüenza.

Pero también habla de la amistad, de la empatía, de la ternura, la fortaleza. También habla de “ser normal”, de sentirse normal, de ser feliz en la propia piel, de enfrentarse al mundo y salir bien parado.

Una novela que hay que leer…

  • Porque uno puede pensar que su vida a los 15 años “ha sido y siempre será un montón de mierda”. Y porque buscarle sentido puede ser una tarea demasiado pesada para hacerla solo.
  • Porque ante un mundo que no entiendes, ante las dificultades y las decepciones, a veces basta encontrar a alguien que te tome de la mano y te susurre “Estoy aquí para ti”.
  • Porque es necesario hablar de “estas cosas” así sin drama, sin trauma, sin victimismo. Con dignidad, con orgullo, con inteligencia, sensibilidad y sobre todo, con sentido del humor.
  • Porque cuando uno asume que no es tan importante ser “normal” aprende también que “aunque hay una tonelada de cosas que vendrán y que por muy difíciles que se pongan… todo se arreglará al final”.

 

por-que-leer-el-arte-de-ser-normal

POR QUÉ LEER “El hombre que contaba historias”

In ¿POR QUÉ LEER...?, LIJ, RECOMENDACIÓN LIJ on marzo 16, 2016 at 12:24 pm

portada El hombre que contaba historiasDesde el equipo de bbltkarios estamos pensando en “crear” una selección de libros de relatos IMPRESCINDIBLES para un profe de ESO, para padres y madres a la fuga (padres de adolescentes), para mediadores y adultos a los que les gusta leer en voz alta… Éste sin duda sería uno de ellos.  Ahí van nuestras razones para invitar a su lectura…

Lo breve si bueno… dos veces bueno. No soy muy dado a recomendar antologías. Suelen ser conjuntos más o menos correctos de lo que “alguien” ha considerado bueno, o mejor. Sin embargo este puñado de relatos tiene todos los ingredientes para atrapar lectores para tejer la red que hace que quieras leer más, abrir más puertas, recorrer más caminos, emprender nuevos viajes, aprender viejos hechizos…

Gadir editorial ha reunido ocho relatos de los mejores “cuentistas” anglosajones. Algunos, conocidos. Otros, pura sorpresa. Defoe, Dickens, Stevenson. Wilde, Poe, Twain, O Henry y London. Historias que hay que leer con 12 o 14 o 16 años porque encierran el misterio de la gran literatura, derrochan la fuerza de jóvenes que se enfrentan con todo y recogen los miedos, los anhelos, los deseos de cualquier joven, o no tan joven. Relatos de aventuras, de terror, de misterio, de amor. Historias que nos llevarán a otras historias, que nos dejan con la boca abierta y ganas de más.

Historias que hay que leer (en voz alta o alrededor del fuego a ser posible)…

  • Porque son como un mosaico. O un caleidoscopio. O una biblioteca, desordenada. Todos los temas (casi), todos los géneros, originalidad, sorpresa… Porque en algún estante uno de estos relatos te está esperando… a ti.
  • Porque es gran literatura en pequeñas píldoras. Porque nos hacen pensar, nos sorprenden, nos mantienen alerta. Porque están llenos de intriga, misterio, incluso miedo, terror.
  • Porque, como las grandes novelas, hacen sonreír, reír, soltar alguna lagrimita, reflexionar, soñar… desconectar. Nos zarandean y nos acunan.
  • Porque esta colección de fantasmas, damas misteriosas, marineros heroicos, faunos, genios, sirenas peinando sus verdes cabellos, bandidos, enamorados, retratos misteriosos… nos recuerda que la lectura, nos da permiso para soñar, para hacer “de una vida, mil vidas”.

 POR QUÉ LEER El hombre que contaba historias

POR QUÉ LEER “La joven de las naranjas” de Jostein Gaarder

In ¿POR QUÉ LEER...?, RECOMENDACIÓN LIJ on enero 13, 2016 at 10:52 am
Casi todo el mundo conoce a Jostein Gaarder por “El mundo de Sofía”, una novela que nos hizo ver de “otra manera” el mundo de la filosofía y permitió acercar a los niños y jóvenes temas fundamentales como la vida, la muerte, el universo, Dios…
Gaarder tiene también otras “joyas” de la literatura juvenil. En esta novela un adolescente tendrá que responder a una misteriosa pregunta, aclararse con el siempre peliagudo tema del amor y encajar en su vida la muerte y la ausencia.
La joven de las naranjas es un libro que “deberías” leer… PORQUE…
POR QUÉ LEER LA JOVEN DE LAS NARANJAS

POR QUÉ LEER “El reloj mecánico” de Philip Pullman

In ¿POR QUÉ LEER...?, LIJ, RECOMENDACIÓN LIJ on noviembre 20, 2015 at 2:54 pm

Pincha en la imagen para LEERLO MEJOR.

POR QUÉ LEER El corazón mecánico copia

MARIA M.MIGUEZ

Observaciones del Arte y la Literatura

Estremeceme

La droga que tú consumes coloca corazones en su sitio

Protocolarte

Comunicación, educación y protocolo...sin pausa pero sin prisa

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

La invitació a la lectura

Pàgina personal de Jaume Centelles

Live to Write - Write to Live

We live to write and write to live ... professional writers talk about the craft and business of writing

Blogging for a Good Book

A suggestion a day from the Williamsburg Regional Library

The Librarian Who Doesn't Say Shhh!

Opening books to open minds.

De satélites, paradojas y otras historias

O de cómo me convertí en una mezcla entre el Sputnik y la paradoja del mentiroso. Sin más pedantería de la necesaria. Poco relevante.